Luego de permanecer tres días en Isla Fuerte y recorrer el territorio palmo a palmo, evidenciando tala de manglar en algunas zonas protegidas, afectación de las lagunas internas por efectos del cambio climático, entre otros impactos al ambiente, el director de Cardique, Ángelo Bacci, acompañado de un equipo interdisciplinario de funcionarios, precisó que desde ya se genera una intervención integral en esa zona insular, a partir de la capacidad y oferta institucional de la entidad en beneficio de la comunidad.
 
Durante los tres días en Isla Fuerte, territorio localizado en el Golfo de Morrosquillo a más de 280 kilómetros de Cartagena, 11 profesiones y técnicos de Cardique conocieron y escucharon, de viva voz de la comunidad, las necesidades ambientales de la isla, que fueron socializadas ante una Mesa Técnica dirigida por Ángelo Bacci, director de la corporación. 
 
El primer día, el equipo técnico viajó hasta Paso Nuevo en San Bernardo Del Viento, Córdoba, para tomar una lancha hacia Isla Fuerte, el destino final. Allí los funcionarios se reunieron con algunos líderes, quienes manifestaron su entusiasmo por la presencia de Cardique en la isla y mencionaron sitios como “La Laguna Comunitaria”, las playas El Matal y El Latal, zonas que presentan afectaciones por tala de manglar, extracción de arena y rellenos de escombros. 
 
También conversaron con algunos pobladores, quienes contaron algunas propuestas e ideas innovadoras para mitigar los daños del cambio climático y mejorar el manejo de residuos en la isla. La comunidad en general expresó el deseo de querer ver a Isla Fuerte transformada hacia un entorno más sostenible. 
 
Así mismo, en el segundo día, el equipo de Cardique visitó el Centro de Recolección de Residuos que opera Veolía desde hace cuatro años.  En el lugar se evidenció un manejo adecuado de residuos sólidos, separados por chatarra, papel y cartón, compostaje y una trituradora de plástico que facilita el manejo de este residuo.  Este modelo, sin duda se convierte en un ejemplo a seguir para las comunidades que se encuentran en la zona insular. 
 
El Director de Cardique se comprometió a fortalecer este centro de recolección con actividades de Educación Ambiental para sensibilizar a la comunidad.
 
Posteriormente, se visitó la laguna comunitaria, un cuerpo de agua que abastece una parte de la isla. Se observó un deterioro debido a factores externos como el aumento de la población, el cambio climático, entre otros. 

Ángelo Bacci, director de Cardique, se comprometió con la comunidad a generar proyectos que mejoren las condiciones ambientales de la isla, en el marco de sus competencias, sin dejar de lado la importancia de educar a la población en el manejo adecuado de los recursos.
 
Luego se realizó una mesa técnica junto a la comunidad y líderes en la Institución Educativa de Isla Fuerte. En este encuentro se conoció el interés de los isleños en ser parte de la Guardia Ambiental, fomentar estrategias de Educación Ambiental, y trabajar por la reforestación de gran parte del manglar y recuperación del cuerpo de agua La Laguna. Además, el director dio a conocer estrategias como el Programa IGUANAS y estufas ecológicas. Para ésta última evaluará la posibilidad de poderlo implementar en la isla. 
La jornada finalizó a altas horas de la noche, con una reunión con jóvenes, quienes conocieron los pasos a seguir para ser parte de la Guardia Ambiental y se motivaron por crear la primera generación de estos protectores del ambiente en Isla Fuerte. 

En el tercer día, durante los recorridos realizados, el equipo interdisciplinario atendió el llamado de la comunidad, quienes durante la Mesa Técnica realizada el día anterior, advirtieron de un desmonte de manglar que es utilizado para calzar la zona húmeda, con el fin de establecer propiedades en este sector de gran importancia ecosistémica. Este lugar se ha convertido en un relleno con diferentes escombros, restos de poda, piedras y arena que extraen del mismo sector. A pesar del alto impacto que genera el relleno, la regeneración natural de la zona es alta.
 
Acciones de Cardique
 
Ángelo Bacci destacó que Isla Fuerte es una zona de gran biodiversidad: flora, fauna, arrecifes, corales y lagunas internas que debe ser protegida de la depredación del hombre. 
 Es un potencial que debemos conservar de la mano de la comunidad, atendiendo esas necesidades para prevenir y mitigar los impactos negativos. Revisamos nuestras líneas de acción y priorizamos junto con los líderes los proyectos de inversión que se pueden llevar al territorio. Terminamos contentos al finalizar las mesas de trabajo porque vamos a adelantar la restauración y las compensaciones necesarias de manglar para proteger y conservar los recursos naturales”, dijo.
 
Habla la comunidad
 
Por su parte, Leris Zuñiga Navas, representante del Consejo Comunitario de Isla Fuerte, advirtió que la visita que hizo Cardique fue de bien recibo en la comunidad. 
 
“Nosotros quedamos contentos porque primero se comprometieron a frenar la invasión a la zona de manglar imponiendo sanciones a los infractores. Esperamos que vuelvan para evitar el deterioro de nuestra isla”.
 
Así mismo, Eva Sandrit Fernández Blanquiceth, precisó que un proceso importante es lograr la reforestación del manglar en las zonas degradadas. “Agradecemos que se hagan inversiones a las lagunas internas donde la comunidad se abastece de agua”, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *