Cerca de 3.800 habitantes del corregimiento de Barú (Isla de Barú) y, aproximadamente, 150 predios ubicados en las zonas aledañas, serán beneficiados con la nueva subestación de la Policía Nacional, que será inaugurada el próximo sábado 17 de julio.


Asimismo, en el espacio contiguo a esta se han construido las oficinas del inspector de la Policía y del Consejo Comunitario de Barú. Estos últimos fueron quienes otorgaron en comodato el terreno para llevar a cabo la nueva construcción.

Con este proyecto, se busca mejorar la seguridad, la dignificación de la institución policial, el mejoramiento de la infraestructura comunitaria, lo cual, además, ha permitido la reactivación económica, ya que en la mano de obra de la construcción participaron los pobladores de la Isla.

“Queremos seguir cambiándole la cara a Barú para nativos y foráneos. Es de suma importancia que esto se esté realizando con las fundaciones que nos acompañan en el territorio y que nosotros hayamos aportado el predio para realizar esta obra. Esta es una oportunidad para que juntos, la institución de la Policía y la autoridad ancestral del territorio, trabajemos por lo mejor para la Isla”, afirmó, Diori Enrique Pacheco De Ávila, presidente de la Junta del Consejo Comunitario de Barú.

El trabajo mancomunado, que ha unido a los baruleros y las empresas aportantes para hacer realidad el fortalecimiento de la seguridad de la zona ha sido liderado por la Asociación Somos Barú y reúne a la institución comunitaria y entidades como: Abiribo, Adolfo Ricardo Jiménez Olaciregui, Agua By Mustique, Aura Hotel Barú, Calia Tech, Chiqui De Echavarría, Club Náutico Punta Iguana, Cosargo S.A.S, Entre Aguas, Excelcredit S.A., Finmecanik S.A.S., Fundación Aviatur, Fundación Hernán Echavarría O., Fundación Santo Domingo, Grupo Argos S.A., Grupo Daer S.A.S, Gustavo Pinto Ferreira, Hotel Casa San Ag Austín,Hotel Isla del Encanto, Jeco S.A.S, KMA Construcciones S.A.S, Ladrillera La Clay S.A., Oven Bakery S.A.S, Sociedad Portuaria Puerto Bahía S.A. y Villa Palma MV S.A.S.

De esta forma, los baruleros disfrutarán de una zona segura que fortalecerá el turismo de calidad, que es la principal fuente de ingresos de la población, y, sin duda, repercutirá en una mejor calidad de vida para sus pobladores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *