El avión que está asignado a la Fiscalía General de la Nación sufrió una despresurización en la tarde del jueves 30 de junio, mientras hacía un trayecto desde Bogotá hacia Medellín, y tuvo que aterrizar de emergencia en la base aérea de Palanquero. La aeronave volaba a más de 10.000 pies de altura. Se vivieron momentos de máxima tensión cuando el avión se llenó de humo. Los ocupantes no podían respirar y los pasajeros sintieron que sus oídos estallaban.

A bordo de este avión iba el fiscal General, Francisco Barbosa Delgado, la vicefiscal Martha Janeth Mancera, la directora de comunicaciones y la secretaria privada. El sistema de presurización se activa en los vuelos para compensar la baja cantidad de oxígeno y presión atmosférica en las alturas, con lo cual se garantiza que los pasajeros de un avión sigan respirando. Los pasajeros del avión están recibiendo atención médica tras este incidente, cuyas causas aún son desconocidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *