• El alcalde arremetió contra el ente de control y señaló nuevamente que no sirven para nada.

Todo parece indicar que la respuesta negativa a la solicitud del alcalde Dau para que la Contraloría General de la República suspendiera las acciones de vigilancia y control fiscal adelantadas por la Contraloría Distrital sacaron de casillas al mandatario distrital. El proceso ha seguido y el burgomaestre hoy está contra las cuerdas y ad portas de una suspensión.

Para mañana a las 9:00 a.m. está prevista una audiencia pública en la CGR en el caso que se le sigue al alcalde dentro de un proceso de responsabilidad fiscal por presuntos pagos indebidos en gastos de representación. En su momento la Contraloría Distrital de Cartagena ordenó el embargo de las cuentas del alcalde Willam Dau y de 42 funcionarios de la administración y de 42 funcionarios de la administración como medida cautelar dentro del proceso que se adelanta.

A través de un documento remitido al Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, el abogado Jorge Iván Acuña actuando como apoderado del Alcalde de Cartagena solicitó al jefe del órgano de control que de acuerdo a su competencia, asuma un proceso de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría Distrital de Cartagena. En vista de este crítico panorama el alcalde William Dau arremetió nuevamente contra el organismo de control señalando que poco o nada sirven.

Aseguró además que está dispuesto a responder y atender la audiencia pública para brindar las explicaciones por la cancelación de los 1.100 millones de pesos en gastos de representación que se hicieron durante la vigencia 2020 a secretarios de despacho, director de departamento administrativo, tesorero, gerente, director de escuela, directores administrativos, técnico y operativo; así como a subdirectores administrativos técnicos como financieros y alcaldes locales.

En el caso del alcalde el embargo es por $1.611.317.376 millones. También aparecen funcionarios como el secretario de Interior, David Múnera por $53.882.046; la directora del Dadis, Johana Bueno, por $55.804.089; Adelfo Doria con $987.951.119, entre otros. Los dineros serán consignados a una cuenta de depósitos judiciales del Banco Agrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *