Tras la reducción de más de 400 cupos en los programas de Atención a la Primera Infancia que presta el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en Clemencia, los padres de familia anuncian una movilización social para exigir se respeten sus derechos.

Estos programas incluyen componentes educativos y de salud y nutrición, con el fin de fortalecer los vínculos afectivos, prácticas de socialización, derechos, resolución pacífica de conflictos, desarrollo evolutivo de los niños entre otros, que conduzcan a estilos de vida saludables en los niños beneficiarios y sus familias y mejorar sus condiciones nutricionales.

Para el alcalde de Clemencia, Raúl Cabarcas Vásquez, ha sido una sorpresa que tiene a la comunidad molesta porque en vez de aumentar los cupos, como se preveía el año anterior, se da esta reducción drástica que afecta a toda la población, sobretodo en esta época de pandemia.

“Nosotros nos reunimos con directivos del ICBF en Bolívar y se comprometieron en apoyarnos y trabajar en equipo para evitar que nos quiten esos cupos y afecten a los infantes, cuyas familias han visto disminuir sus ingresos a causa de la pandemia”, dijo.

Reconoció que se está gestando una movilización social para llamar la atención del Gobierno nacional y que se restablezcan los derechos de los infantes, “Haremos todo lo posible para que nuestros niños y niñas del municipio de Clemencia tengan los beneficios que se merecen”, dijo.

Agregó que no es justo que en Clemencia se invirtieron recientemente más de 3.000 millones de pesos en infraestructura y dotación para la atención de la primera infancia y ahora desde el nivel central tomen esta nefasta decisión que tiene indignada a la comunidad. “Esta reducción afecta a las más de 20 docentes contratadas para atender a los niños”, dijo al tiempo que recordó que el año anterior fue reconocido por la Presidencia como el alcalde más comprometido con la niñez en Bolívar.

Por su parte, Luz María Pérez Ruíz, madre comunitaria Fami, dijo estar muy consternada con la decisión del ICBF porque no saben qué va a pasar con estos infantes que recibían los beneficios de estos programas. “No es justo que Clemencia quede con 103 cupos para los niños y ¿qué pasará con el resto?”, dijo.

Así mismo, Antonio Vizcaíno del Rio, veedor de los programas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, aseguró que sería bueno saber por qué que Clemencia perdió 400 cupos en la modalidad medio familiar, y en la modalidad institucional bajaron 60 cupos.

“No entendemos por qué castigan a Clemencia de esa forma. En los demás municipios se aumentaron los cupos. La comunidad está enardecida y quiere tomarse La Cordialidad para hacer valer sus derechos”, subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *