“El Procurador Provincial me tiene el dedo metido en el culo”, así se refirió el alcalde mayor de Cartagena, William Dau Chamat a la polémica que viene sosteniendo con el Ministerio Público en procura de que se derribe el edificio Aquarela. El mandatario distrital sostuvo en entrevista concedida al diario El Universal que antes de derribar el edificio los entes de control junto con la Fiscalía están en deuda con la ciudad y se deben destituir políticos corruptos que, según él, tanto daño le han hecho a la Heroica.

No es la primera vez que el mandatario distrital reta y le falta al respeto al Ministerio Público y ya lo había hecho en una reunión que sostuvo con los gremios de la ciudad en donde aseguró que solo derribaría Aquarela el día que el Procurador Fernando Carrillo le cumpliera y solucionara los problemas e inconvenientes que en este momento afronta la ciudad. Cabe recordar que a través de su cuenta de Twitter el jefe del Ministerio Público le aclaró al mandatario que no tenía porque rebatir ninguna de las directrices y solo tenía que cumplir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *