Luego de 10 meses y 14 días, el gobierno de Dau parece haber descubierto el norte y el sentido para una administración que estaba totalmente perdida. El silencio por parte del mandatario es elocuente y es señal de que está trabajando. El Puesto de Mando Unificado direccionado por la Ministra del Interior, Alicia Arango Olmos, no le ha dado tiempo de andar pendejeando en redes.

El paso de la tormenta afectó a la ciudad pero parece que a Dau lo hubiera colocado en su lugar de mandatario para comenzar por fin a tratar de demostrar que puede trabajar. La ineptitud de la administración es superada por un gobierno nacional que, con esta crítica situación, le comenzó a consolidar un plan de gobierno con servicio social. Fue lo mismo que ocurrió cuando la crisis del Covid19 en la ciudad y la misma ministra le marcó la pauta de lo que se debía hacer al gobierno Dau y se logró superar la situación.

Aún los cartageneros se cuestionan si todo ese tiempo y energía que desperdició el mandatario distrital en peleas, en señalamientos, en insultos, en difamar, en libros blancos y en retractaciones, lo hubiese invertido en dar señales de gobierno y de acciones concretas como la limpieza de los canales o en visitar las faldas de la Popa para establecer un programa de reubicación serio, se hubieran podido minimizar los riesgos y se estaría tranquilo porque fueron atendidos los requerimientos de la Procuraduría.

“Tenía que llegar la tormenta para ver por fin al gobierno distrital tratando de trabajar y demostrar gestión al servicio de la gente y sobre todo a los más necesitados”, comentó un líder de Mandela quien prefiere mantener su identidad bajo reserva.

Hoy, los cientos de cartageneros afectados por el paso de la tormenta, aguardan que se mantenga el ritmo de trabajo que viene presentando la administración y el gabinete y que todas las labores que se han dado a puerta cerrada con la ministra, puedan verse reflejadas en esa ciudad que no da espera y que aguarda porque los planes que se han trazado dejen de ser un anhelo para traducirlos en una realidad. “Los cartageneros elegimos un gobierno para ver que trabajara y escuchara a la gente y no lo había hecho hasta el momento”, concluyó el líder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *