Dos cabecillas y 58 integrantes del Clan del Golfo, de la organización responsables de delitos de extorsión, sicariato y porte y tráfico de armas principalmente, han sido capturados como parte de la lucha frontal contra esta organización por parte de las autoridades en la subregión de los Montes de María.

Las acciones se han logrado concretar gracias al trabajo conjunto y coordinado de las unidades de la Brigada de Infantería de Marina No. 1 con el Ejército Nacional y sus grupos Gaula Militares, la Policía Nacional y funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, a través de operaciones ofensivas se han propinado contundentes golpes a la estructura organizacional del Grupo Armado Organizado –GAO- Clan del Golfo en los departamentos de Sucre y Bolívar.

Entre las capturas más importantes del Grupo Armado Organizado –GAO-, se encuentra la de alias “Brasil” en Sincelejo – Sucre, cabecilla de la Subestructura “Héroes del Caribe”. Este sujeto de 33 años, al que se le incautaron municiones, equipos de comunicación y prendas de uso privativo de la Fuerza Pública, realizaba actividades sicariales de alto nivel, extorsiones y reclutamiento forzado. De igual forma en el municipio de El Carmen de Bolívar – Bolívar, se capturó a alias “Macayepo”, el coordinador de sicarios de la Subestructura “Héroes del Caribe” en la región.

Cabe resaltar que en operaciones simultáneas de allanamiento en la ciudad de Cartagena y en el municipio de Mahates – Bolívar, se capturaron 18 integrantes del Clan del Golfo, logrando neutralizar a alias “Bebeto” durante su intento de fuga. A estos sujetos les fueron incautaron dos armas de fuego tipo revólver, munición calibre 38 mm, 260 kilogramos de marihuana y uniformes camuflados de uso privativo de las Fuerzas Militares que serían empleados para intimidar a la población de la subregión de los Montes de María.

Las denuncias oportunas y la información brindada por la comunidad hicieron posible estas capturas, que han afectado de manera directa a este Grupo Armado Organizado -GAO-, contrarrestando el control de zonas y corredores estratégicos para el tráfico de narcóticos y evitando la captación de recursos provenientes de economías ilícitas, lo que permite fortalecer la seguridad y proteger la integridad de los habitantes del Caribe colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *